sábado, 1 de agosto de 2009

OBELISCO PORTEÑO

Primer Premio en el VIII Certámen Poético
Rioplatense y II Hispanoamericano organizado
por el Círculo de Poetas Lunfardos
Bs.As 1991





Soy la ciudad que se piantó a la altura
para embrocar el cielo mano a mano
y minga del egipcio y del romano
que deschavan mi flaca arquitectura.

Soy porteño cabal, junen mi hechura:
bien plantado, debute, altamirano
y nostálgico igual que ese fulano
que en una esquina del trocén se amura.

Soy el mástil del canto ciudadano
donde trepa en mistonga partitura
la mufa, que es un tango cotidiano.

Y soy, por un ensueño que perdura,
el puñal de Muraña que no en vano
Buenos Aires conserva en su cintura.



1 comentario:

  1. ¡Excelente poema!
    Cada verso es un pintura diferente y exacta de lo que el obelisco significa para Buenos Aires y el mundo.

    ResponderEliminar